¿Y tú? ¿Eres empático o no?

Realiza el test y descubre si empatizas hasta con el más terrorífico villano o si por el contrario, eres un témpano de hielo.

1.¿Involucrarme en los problemas de los demás? No, gracias ¡Cada pastor que se preocupe de su propio rebaño!